Victoria de Boston en un séptimo partido histórico ante Milwaukee

Cuando la ciudad de Boston más lo necesitaba, los Celtics hicieron uno de sus mejores partidos de la temporada y vencieron a Milwaukee Bucks (109-81). Después de ir perdiendo 3-2 en la eliminatoria, los de Ime Udoka desafiaron todas las predicciones y se ganaron un puesto en las Finales de la Conferencia Este, donde se medirán a Miami Heat. Antetokounmpo lideró a unos impotentes Bucks que no pudieron con la gran defensa de los locales.

Grant Williams, que empató con siete el récord de triples anotados en un séptimo partido, fue el héroe inesperado. Los protagonistas habituales también estuvieron a la altura: Jayson Tatum anotó 23 puntos y Jaylen Brown 19 en una partido que ya histórico para la franquicia de Boston. Marcus Smart volvió a guiar el ataque de los Celtics y acabó con 11 puntos, 10 asistencias y 7 rebotes.

A pesar de las buenas estadísticas individuales, lo que realmente destacó fue la defensa de los Celtics. Todos los jugadores estuvieron muy implicados a la hora de frenar a las estrellas de los Bucks, especialmente a Antetokounmpo. El griego no se mostró cómodo en la segunda parte y falló en algunas acciones relativamente sencillas para su talento. Se quedó en solo 25 puntos, con 10 de 26 en tiros de campo. Igual de crueles fueron los errores de los Bucks desde el triple: 4 de 33.

Tras una primera parte igualada, en la que los Bucks llegaron a tener 10 puntos de ventaja, el partido se rompió tras el descanso. Los Celtics salieron del vestuario con una marcha más y elevaron su ventaja a los dobles dígitos a las primeras de cambio. Mientras tanto, Milwaukee intentaba parar la buena racha local con tiempos muertos, pero la explosión ofensiva de los locales continuaba. Una cuarta falta de Tatum a mediados del tercer cuarto parecía que podía frenar el parcial, pero nada más lejos de la realidad. De la mano de Brown y Grant Williams, los Celtics elevaron todavía más su renta.

Ya en el último cuarto, otro secundario como Payton Pritchard conectó dos triples consecutivos y la ventaja superó de 20 puntos. Llegaba así el punto y final a un partido en el que el ataque de los Bucks se agotó y no pudo reunir recursos para competir ante Boston. De esta forma, los Celtics avanzaban de ronda y llegaban a sus cuartas finales de conferencia en las últimas seis temporadas. Toda una proeza.

El factor Grant Williams
La fórmula que utilizaron los Celtics para llegar a la victoria no fue algo habitual. No se encomendaron en demasía a los «Jays». En cambio, sí que cobró más importancia de lo habitual Grant Williams, que asumió un alto volumen de lanzamientos.

El talento exterior de Boston crea decisiones difíciles para las defensas rivales y Milwaukee decidió que en esta serie se centraría en hacer ayudas constantes en las entradas a canasta de las estrellas de los Celtics. En el séptimo partido esto se evidenció en exceso. Los Bucks desplegaron a sus jugadores más grandes sobre Williams y lo desafiaron a hacer tiros de larga distancia. Grant anotó el primero, pero luego tuvo un par de errores cuando peor estaban los Celtics en el partido.

Deja un comentario

Entrada siguiente

Dallas va a las finales del Oeste pasando por encima de Phoenix

Lun May 16 , 2022
Los Mavericks lo han hecho; Luka Doncic lo ha hecho. Con un partido sencillamente espectacular, Dallas se ha metido en las finales de la Conferencia Oeste –donde espera Golden State– con una contundencia tan inesperada como elogiable. Anoche, en un séptimo partido en Phoenix, ante el mejor balance de la […]
A %d blogueros les gusta esto: